domingo, 27 de enero de 2013

Sanos consejos para jóvenes cineastas

       El ejercicio de disciplinas artísticas está reservado solo a unos pocos, desafortunadamente. Algunos tocamos la guitarra o componemos modestos versos con palabras que riman con corazón o quizá enchastramos una cartulina con temperas logrando algo que, con algún esfuerzo pueda reconocerse como un paisaje nevado. Pero, lamentablemente eso no es arte con mayúsculas. Como decía más arriba, el ejercicio del arte está reservado solo a unos pocos afortunados. Durante mucho tiempo se sostuvo que la ópera constituía en mayor ejemplo de concurrencia de varias artes al mismo tiempo en un solo acontecimiento. De hecho en la ópera hay principalmente música y canto, poesía en las letras, danza, artes plásticas en los decorados y escenografía, diseño de indumentaria en los trajes, literatura en el argumento y más. Por desgracia éste género artístico nunca fue todo lo popular que uno pudiera pretender, en su mayor parte por el hecho de ejecutarse en vivo en teatros especialmente acondicionados para tal fin. Sin embargo, desde hace algo más de un siglo otro género artístico muchísimo más popular ha tomado la posta reemplazándolo como acaparador de la concurrencia de varias artes individuales al mismo tiempo: El cine. 

         De hecho en el cine hay comedia y tragedia. Música y hasta poesía en las composiciones de fotografía.   Cierta coreografía en las escenas de luchas y persecuciones. La iluminación y el uso del color lo acercan a las artes plásticas convencionales. Finalmente, los diálogos, el argumento y el guión constituyen un claro ejemplo de literatura.  

         Es por eso que, humildemente, esta vez Bombilla Tapada pone a disposición del joven cineasta principiante, una serie de consejos para que su realización cinematográfica no desentone con el resto de modo que su ópera prima semeje la de los realizadores consagrados. Un catálogo de escenas y situaciones que no deben faltar en su película (convenientemente separadas por género) y que si bien no garantizan el éxito de por si, harán que nadie note que es usted un recién llegado al mundo del 7º arte. Los invito a pasar, tomen lápiz y papel. Luz, Cámara  ¡Acción!

Película de Acción / Policial.

             Si el protagonista es policía, debe tener un compañero que sea su antítesis. Si él es veterano y poco apegado a las normas su compañero debe ser un novato con respeto absoluto por los reglamentos y leyes. En algún momento, por su poco interés en atenerse a las reglas e instrucciones de sus superiores, su jefe le pedirá la restitución a la fuerza de su placa identificatoria y su pistola. Recién ahí el veterano resolverá el caso.

             En cambio si el protagonista no pertenece a las fuerzas oficiales sino que es un detective privado, su oficina debe ser sombría y oscura. Sus papeles tienen que estar en desorden y su vida sentimental debe ser complicada. Debe estar separado o en proceso de hacerlo. 

             Tenga en cuenta que si va a incluir en la trama la aparición de una pareja de gemelos idénticos, uno ha de ser bueno y otro malo.

              En cualquiera de los casos, el protagonista promediando la película debe entrar a un bar o volver a su casa e inmediatamente al sentarse en el sillón o la barra según sea el caso y encender el televisor un presentador de noticiero dará novedades sobre el caso que está investigando. En alguna escena, algún interrogatorio informal debe realizarse en un bar donde, de fondo haya una señorita bailando en el caño.

             Una vez que el bueno haya descubierto qué trama el malo y lo persiga no debe Ud. olvidarse de las siguientes imprescindibles escenas: Si el policía / detective persigue al delincuente en taxi ha de conseguir uno vacío con sólo levantar la mano de manera inmediata. Al llegar a donde sea, haya realizado un viaje de 2 cuadras o de 14 kilómetros el dinero que saque de primera intención de su bolsillo será el exacto a no ser que se exceda por unos centavos, ocasión en la cual recitará el siguiente inciso: "quédese con el cambio". Si por el contrario utiliza su propio automóvil (o el de la fuerza a la que pertenece) habrán indefectiblemente los siguientes escollos: una gran cuneta, que el automóvil saltará eficientemente enfocado desde un plano más bajo que la línea de los neumáticos; un carrito de vendedor ambulante que el vehículo chocará sin daños a su propietario pero que desparramará todo su contenido (no importa el lugar del planeta ni la estación del año, siempre vende melones)  y un bar con mesas en la calle, cuyos ocasionales ocupantes saltarán atléticamente esquivando el móvil y que éste último atropellará revoleando sillas y mesas por los aires y dos operarios transportando a pulso una gran lámina de vidrio. Finalmente, si la persecución llegara a salir de la zona urbana proyectándose hacia la carretera, habrá un precipicio, así sea que la acción se desarrolle en Los Alpes o en La Pampa.

           Finalizada la persecución el villano llegará a algún edificio y el policía / detective conseguirá estacionar el vehículo en la puerta misma del inmueble. Luego la persecución interna llegará hasta la terraza, siempre.

          Si ocurren (y es conveniente que ocurran) roturas de vidrios, explosiones de vehículos o inmuebles o algo o alguien que se precipita al vacío, estas escenas deben ser vistas en cámara lenta.

          Es de buen gusto que el villano ponga broche de oro a sus malas acciones mediante la activación de una bomba. Por alguna disposición de algún organismo desconocido, las mismas deberán contar con un display digital con números rojos (se admite el verde en el peor de los casos) que irá en cuenta retrógrada. El villano tendrá la amabilidad de iniciar la cuenta con tiempo suficiente como para que el héroe llegue a tiempo desde donde esté. Debe agregarse, además, que el artefacto explosivo en cuestión tendrá por lo menos dos cuerpos que estarán unidos uno al otro por cables de distinto color. Usualmente deberá cortarse el rojo. Antes de activarla, el pérfido criminal tendrá la cortesía de explicarle con lujo de detalles sus planes futuros al policía/detective a fin de que éste sepa a donde dirigirse una vez desactivada la bomba de referencia.

           Por más tropelías que el malo haya cometido durante el desarrollo del film, la pelea final será mano a mano (y alguno de los protagonistas de la misma lo propondrá en castellano aunque la película sea hablada en inglés. "manou ai manou") y si eventualmente los villanos actuaran en pandilla atacarán de a uno, esperando su turno al rededor del héroe en lugar de atacarlo en grupo.

           Finalmente, una vez superados los escollos de la trama, el policía/detective que ha sufrido golpes, puñaladas, quemaduras, caídas y demás magrullones estoicamente, sufrirá horrores cuando la chica linda de la película le limpie las heridas con alcohol.

Película Bélica

          En cualquier batalla se puede sobrevivir a no ser que uno muestre la foto de sus hijos y su esposa o de su novia que lo espera en Arkansas (o Michigan u Ohio). En ese caso lo aguardan no más de 20 minutos de sobrevida

           Una vez que el compañero del protagonista haya muerto lentamente (es de muy buen gusto que le salga sangre de la boca) éste último , que ha sobrevivido , sufrirá un acceso de furia y tomará su arma (de preferencia una ametralladora) saliendo de su trinchera al grito de: Malditos...(amarillos, japoneses, alemanes o quien corresponda) y matando a unos cuantos en venganza. Normalmente el amigo morirá con los ojos abiertos y el protagonista se los cerrará con la palma de su mano.

           No hace falta saber alemán para pasar por soldado alemán. Cualquier soldado norteamericano con uniforme alemán, hablando ingles con acento alemán puede hacerse pasar exitosamente por teutón.

           Por más que la guerra venga durando años y años las mujeres tendrán tiempo para afeitarse las axilas y cuidar de su dentadura.

           Si el protagonista cae prisionero, su guardián será sádico. Si entre los presos hay un negro (en todo pelotón ha de haber uno) éste sabe tocar la armónica. Mientras están presos, la comida que reciben es una especie de polenta blanquecina, cuando están combatiendo la comida viene en latas y siempre son frijoles.

Películas varias (Ciencia Ficción, Terror, Piratas, etc)

           En las películas de terror basta con que alguien indique que algo no deba hacerse para que alguien lo haga (no leas ese libro, no abras esa puerta, no subas por esa escalera) generalmente ante el menor ruido lo primero que hacen es ir a investigar a pesar de que sea de noche y no haya luz (al sótano, al ático, al bosque) es de buen gusto que se disponga que la investigación sea realizada por señoritas de buen ver en ropa interior o similar. Justo antes de que el villano amasije a su nueva víctima, saltará un gato desde la oscuridad y cuando todos se relajen (es sólo un gato) ocurrirá la carnicería. 

        Se procurará que todo el terror ocurra durante la noche y haya una impresionante tormenta. El malvado estará oculto en las sombras y se verá únicamente cuando un relámpago lo ilumine. Si el monstruo de la película es acuático hundirá, tomándola por sus pies, a la chica más hermosa del grupo mientras toma un inexplicable baño nocturno en aguas de un lago o el mar. Si el terror es terrestre, el primer occiso ha de ser un negro. Se tendrá la precaución de que el malvado asesine a sus víctimas de a uno. 

       Es bien recibido el hecho que, la primera muerte del villano sea solo aparente. Mientras los sobrevivientes festejan la buena suerte de haberlo matado, éste se pondrá de pié y se cargará a un par más. Si se vislumbra la posibilidad de rodar una secuela, puede abrir un ojo justo antes de que comiencen los títulos finales.
                  
             Si se trata de un film de Ciencia Ficción y este tiene como argumento una invasión extraterrestre o una catástrofe atmosférica, climática o geológica, siempre ocurrirá en los Estados Unidos. Quien finalmente resuelva todo será alguien cuya opinión fue ridiculizada durante los primeros minutos de la película. La clave para la resolución siempre estará en manos de los Yankees. Todos los aliens, vengan de donde vengan hablan en ingles. Las claves de los programas pueden desencriptarse como mucho al tercer intento y el acceso correcto es anunciado de manera oral por una voz femenina. Será mejor recibida por la audiencia si la clave es descubierta por alguien que no supera los 15 años. Las pantallas de las computadoras habrán de iluminarse tanto que su luz se reflejará en el rostro de quien las opera. Si tiene que escribir rápidamente en el teclado no es necesario usar la barra espaciadora para nada. Dentro de las naves espaciales hay gravedad y llegado el caso de combate en el espacio, la nave alcanzada explotará aún en ausencia de oxígeno como si funcionara con kerosene.

              El malo de las películas de espadas, piratas o medievales ha de ser un noble odioso. Todos llevaran dentaduras muy blancas y completas y cabellos limpios. El héroe, a diferencia de las películas de acción situadas en la época actual, es atacado por varios espadachines simultáneamente y logra deshacerse de todos. En algún momento las espadas deben quedar cruzadas por su empuñadura y los rostros del villano y del héroe deben estar a centímetros uno del otro. Allí el malo debe decirle algo infamante al bueno. Se separarán y seguirán peleando. Es bien recibido por la audiencia si el villano rasga la manga de la camisa del héroe y mana algo de sangre. No está mal que el canalla cargue sobre sus espaldas la muerte anterior del padre del héroe. 

            Último consejo para iniciar una carrera cinematográfica exitosa: no importa si se trata de la vida de un poeta tuberculoso viviendo en una pensión mugrienta o de una joven noble recién casada con un millonario alojada en el Hotel Latour Maubourg, si la acción transcurre en París, desde cualquier ventana puede verse la Torre Eiffel.

            Que tengan suerte y nos vemos en la entrega de los Oscar.